Monumento Nacional a la Bandera

Municipalidad de Rosario

Historia

3. Concursos y anteproyectos

El concurso de 1928. El concurso de 1939. El proyecto ganador.

El concurso de 1928

Tras la rescisión del contrato con Lola Mora, la Comisión Pro-Monumento a la Bandera, convoca a un Concurso de Anteproyectos en el año 1928. Pocos datos se tienen de aquel proyecto, pero se sabe que los proyectos no colmaron las expectativas del Jurado. Entre los concursantes se encontraban artistas argentinos y extranjeros. Los lemas presentados bajo la denominación “Belgrano”, “Azul y Blanco” y “Patria de Leyes Justas, Patria de Todos” eran de artistas argentinos, mientras que “Floreat” y “27 de febrero” a maestros de Italia.
Al no haber un fallo favorable a ningún anteproyecto este Concurso fue declarado desierto.

 

El concurso de 1939

En marzo de 1939 un decreto presidencial autorizó a la Comisión Nacional del Monumento a la Bandera a llamar a concurso de planos y presupuestos para la ejecución del tan ansiado Monumento.

Este nuevo llamado constituyó en sí mismo un acontecimiento importante, no sólo por el motivo convocante sino por el nivel técnico y artístico de los participantes.

El Jurado

El Jurado estaba integrado por miembros de la Comisión Pro Monumento a la Bandera cuyo Presidente era el ministro del interior el Dr. Miguel Culaciati; un miembro de la Dirección Nacional de Arquitectura, el Dr. Ricardo Levene, miembro de la Academia Nacional de la Historia, otro de la Academia Nacional de Bellas Artes y otro de la Comisión Nacional de Cultura.

Finalizado el plazo fijado en el concurso, se presentaron doce anteproyectos, de los cuales cuatro de ellos recibieron premios y tres de ellos recibieron menciones:

Primer Premio - Lema Invicta

ARQUITECTOS: Alejandro Bustillo, Angel Francisco Guido.

ESCULTORES: Alfredo Bigatti, José Fioravanti. SIMBOLOGÍA: La obra en su conjunto simboliza la nave de la Patria surcando las aguas del Mar de la Eternidad en procura de un destino glorioso. A través de los diferentes conjuntos escultóricos se representan valores económicos, espirituales, históricos, geográficos y telúricos de nuestra nación.

Los autores del proyecto presentaron ante el Jurado del Concurso de Anteproyectos, tal como lo requerían las bases, una Memoria Descriptiva la cual expresaba todo el significado de la obra. Muchos aspectos de los planos y maquetas presentadas debieron modificarse en función de los fondos disponibles y cambios en los detalles técnicos que la Comisión Pro-Monumento sugirió a los ganadores.

Segundo Premio - Lema Santuario de la patria

ARQUITECTO: Antón Gutiérrez y Urquijo.

ESCULTOR: Cesar Sforza.

SIMBOLOGÍA: El monumento fue creado como un santuario en el cual se rinde culto a la Patria de tres formas representadas por el sentimiento de elevación hacia Dios (plano vertical-torre aguja), la comunidad (plano horizontal-patio cívico), el de recogimiento espiritual expresado en profundidad por una cripta museo que guarde las banderas históricas.

Tercer Premio - Lema Altar de la patria

ARQUITECTOS: Mario Roberto Alvarez, Macedonio Oscar Ruiz.

ESCULTOR: Julio Cesar Vergottini.

SIMBOLOGÍA: El monumento fue concebido como un altar monumental sirviendo de marco al gran mástil, ya que la Bandera es el elemento principal del Homenaje: “La Bandera Argentina es una forma poética, un monumento en su homenaje debe trasuntar su graciosa ligereza”.

Cuarto Premio - Lema Agora dorea

ARQUITECTOS: Ermete de Lorenzi, Vicente Otaola, Aníbal Rocca.

ESCULTORES: Gonzalo Leguizamón Pondal, Carlos de la Cárcova.

SIMBOLOGÍA: El monumento forma en su conjunto un templo, cuyos elementos, de inspiración clásica, concurren a enaltecer al contenido espiritual de la Bandera, enseña conductora y compendio de la nacionalidad.

 

Primera Mención - Lema Altar y museo

ARQUITECTO: Carlos Navratil.

ESCULTOR: Osvaldo Alberto Carlos Lauersdorf

SIMBOLOGÍA: Monumento que expresa con grandeza y simplicidad el hecho histórico de la creación de la Bandera, a través de una torre que la representa y como única imagen escultórica la Patria. En el frente curvo un bajorrelieve cuenta la historia desde la conquista hasta nuestros días y el desenvolvimiento de la vida nacional y sus progresos.

Segunda Mención - Lema Proa

ARQUITECTOS: Roberto Benito Gilardón, Daniel Igartúa, Mauricio Repossini, Alberto Siperman. ESCULTOR: Bartolomé Tasso.

SIMBOLOGÍA: Representar idealmente la Bandera, como símbolo permanente de nuestra nacionalidad, en el mismo sitio que fuera izada por primera vez, en forma conjunta, los ideales que ella cobija, como genuina expresión de Libertad, Paz, Trabajo y Justicia.

Tercera Mención - Lema Delta

ARQUITECTO: Francisco Squirru.

ESCULTOR: Juan Francisco Finochiaro.

SIMBOLOGÍA: La alegoría principal representa la Nación en marcha, dirigida por la figura de la Patria, elevando la antorcha del Progreso y bajo la protección de la Bandera Nacional. Un altorrelieve destaca la figura del Gral. Belgrano enarbolando el Pabellón en el fuerte de las barrancas y bajo la advocación de la Virgen del Rosario. Espacio donde acudirán los argentinos a homenajear a los creadores de la Nacionalidad y jurar por la voluntad de perpetuar la Grandeza y Libertad de nuestra tierra.

 

Proyecto ganador: Lema Invicta

Los autores del proyecto, los arquitectos Alejandro Bustillo y Angel F. Guido, y los escultores Alfredo Bigatti y José Fioravanti, presentaron ante el Jurado del Concurso de Anteproyectos una Memoria Descriptiva, en la que se expresaba todo el significado de la obra. Muchos aspectos de los planos y maquetas presentadas debieron modificarse en función de los fondos disponibles y cambios en los detalles técnicos que la Comisión Pro-Monumento sugirió a los ganadores.

 

MEMORIA DESCRIPTIVA - Lema “Invicta” 

"En homenaje a la brevedad hemos de explicar en pocas palabras la ideología sustentada en nuestro trabajo que presentamos bajo el lema “Invicta”. Los versos que sirven de prólogo a esta memoria encierran -apretadamente- el lírico simbolismo del monumento.

- “Ideal carabela”, decimos con la proa hendiendo los gigantes Océanos de América. Como podrá inferirse va en esto, implícita, la idealización monumental de la geografía. Expresión miguelangelesca -podríamos decir- del mapa geográfico de nuestra Argentina.

- Hacia la Atlántida -puerto y estrella- decimos. Es decir, hacia la Quimera americana, hacia la formación de un pueblo auténticamente Americano, libre de la hegemonía espiritual de Europa. La proa vigorosa y ágil objetiva plásticamente, el ademán, de nuestro sueño argentino, que es también el de toda América.

- La Patria Abanderada, al bauprés es la cristiana mensajera -la cruz por mástil- de aquel generoso ideal que heredamos de nuestra admirable historia patria.

-“A todos los puertos de la tierra” anclará el mensaje de heroica libertad, de justicia Humana”. Mensaje profundamente argentino repetimos y ojalá urgente en estos momentos difíciles del mundo.

- Tal es, en pocas frases, el simbolismo fundamental del Monumento a la Bandera que –no podía ser otra cosa- es también Monumento a la Patria".

Ver línea de tiempo